Compromiso, Seriedad y Cumplimiento

MONITOREO DE ALARMAS

 

Es la integración de diferentes dispositivos de seguridad, como sensores de movimiento, magnéticos, sensores de humo, botones de pánico etc.  y estos elementos  a su vez van conectados a un panel central de alarma, que se alimenta de una batería y un  transformador, con una alimentación de 110 voltios. El primer requisito a cumplir es que el panel de alarma sea monitoreable, es decir; que posea almacenado el programa que permita enviar mediante un modem interno y una línea telefónica, una serie de códigos que equivalen a eventos generados por el sistema de alarma.

Estos eventos que se generan desde la central de alarma, son recibidos en un equipo remoto que es capaz de recibir y decodificar señales de miles de sistemas de alarmas ubicados en distintos lugares.

Estos equipos remotos están ubicados en edificios preparados para tan fin, llamados Estaciones o Centrales de Monitoreo.

 

Allí llegan troncales de líneas telefónicas que se conectan a los equipos de la Estación de Monitoreo.

En ese edificio se encuentran operadores de monitoreo (personas muy capacitadas) que son los responsables de “operar” y responder a los eventos enviados por las diferentes alarmas instaladas en los domicilios, comercios o industrias de los “abonados”.

 

Según el evento recibido, (robo, asalto, incendio, desactivaciones fuera de hora, fallo de test, corte de corriente, batería baja, etc.) se especificará que acción deberá tomar el operador de monitoreo según las directivas entregadas por el abonado o cliente.

 

El monitoreo puede ser físico: por línea telefónica,  por internet o GPRS,

O inalámbrico.

 

ADIMPHO S.A.S

Dir.: Calle 55 # 10 - 72 Of. 402

Teléfono: 2483 033 - 645 5074 - 248 3116

Móvil: 313 875 7566 - 320 417 3939